Vivienda Brutus

Carlos y su loro, se querían independizar, por lo que necesitaban que su casa fuera cómoda, luminosa, y con color. Vivienda Brutus, ha sido otro de mis trabajos como freelance, en el que realicé un proyecto integral.

Él, no es muy cocinillas, por lo que una de las grandes modificaciones fue tirar el tabique que separaba la cocina del salón quedando todo abierto y diferenciando las estancias mediante una barra, desde la que él, desayuna todos los días con Brutus, su loro. La estantería, fabricada a medida, predomina en el comedor. Los colores y texturas, fueron elegidos pensando en el cliente y en el espacio, joven, alegre y atrevido.